Acoso a la participación estudiantil

            No queremos, ni debemos entrar en los detalles que rodean a la denuncia realizada por el grupo mayoritario del alumnado en el claustro (AMEC) en relación con la tramitación de las becas correspondientes a alumnos de la Facultad de Psicología, lo que nos parece esencial es centrarnos en lo sucedido a raíz de esta denuncia.
            La campaña de acoso y derribo desatada desde el Rectorado de la ULL y desde el Decanato de la Facultad de Psicología contra este grupo claustral nos parece absolutamente desproporcionada. Es notorio y  evidente, al menos para los que estamos presentes en el claustro universitario, que AMEC, además de ser el grupo más representativo del alumnado es también el más activo y crítico con el actual equipo de gobierno de la ULL, así como el más activo y crítico en la defensa de una universidad pública, accesible, participativa, democrática y transparente.
            En todos y cada uno de los claustros en donde hemos estado presentes han denunciado (con mayor o menor acierto) la falta de transparencia y de información, así como la ausencia de respuesta hacia las preguntas que ellos formulan al equipo gobernante y a la gerencia de la ULL. No se puede, como hace el equipo de gobierno de la ULL,  hacer de manera sistemática  retóricos llamados a la participación y la implicación de los alumnos en la vida universitaria y luego escenificar su linchamiento por hacer lo que se supone que es su responsabilidad, defender los derechos de sus compañeros y los suyos propios.
            ¿Cuál ha sido su mayor delito? No conocer los trámites administrativos, ni saber atribuir la responsabilidad de éstos a quien la desempeña. Hemos de aclarar, en su defensa, que a algunos que llevamos muchos años trabajando para esta administración también nos cuesta trabajo entenderlos, llegando incluso en ocasiones a denunciar su complicación y la duplicidad de algunos trámites.
            Este equipo de gobierno no se caracteriza por su capacidad de diálogo, ni de transparencia y sí por el contrario, por la continua ausencia de respuestas hacia todos los requerimientos que se les hace desde los distintos órganos de representación que tiene esta institución. Y aún peor, este equipo de gobierno no se ha caracterizado tampoco por la defensa de sus trabajadores, como quiere ahora aparentar. Así lo hemos constatado cuando trabajadores de esta casa (no queremos pensar que sea por su condición de personal laboral) han sido insultados o menospreciada su profesionalidad de manera pública, bien sea a través de la prensa o en actos judiciales por abogados que representan a la propia universidad. Con esto no queremos decir que nuestra labor no pueda ser puesta en tela de juicio y nuestra actividad sometida a la debida eficiencia, (faltaría más) pero sabiendo el lugar que ocupa cada cual en la cadena de responsabilidades.
            No vamos a ser nosotros los que asistamos (como la muchedumbre que acude a las lapidaciones en esos países que tanto criticamos y que nada tienen que ver con nuestra cultura) al linchamiento público de una organización estudiantil que tan solo ha intentado hacer su trabajo. Parafraseando el discurso rectoral es lamentable que en una institución universitaria no se respeten, como viene siendo costumbre por parte de algunos cargos académicos y administrativos, los ámbitos profesionales y de representación y se hagan linchamientos públicos en un ejercicio  desmesurado del poder.
Anuncios

EA Canarias aboga por ”un nuevo sindicalismo”

El sindicato asegura que continuarán preparando la respuesta a la “ofensiva patronal” con voluntarios, tras la pérdida de liberados.
El Sindicato de trabajadores/as de la Enseñanza Asamblearios de Canarias (EA-Canarias) denuncian que han perdido liberados sindicales, por lo que ahora “es más difícil la acción sindical”, aunque afirman que continuarán con afiliados voluntarios y “con todo el que quiera apoyarnos para preparar la respuesta a la ofensiva patronal”.

Afirman que es hora de recordar de nuevo que no hay “ni dioses, reyes ni tribunos que nos salven, y que, si queremos, nosotros, la inmensa mayoría de la población, golpeados por una crisis que se nos quiere hacer pagar en beneficio de quienes la han provocado, hemos de realizar el esfuerzo redentor”.

Desde el sindicato afirman en un comunicado que “se acabó el tiempo del diálogo social”, de acuerdos que aceptan la estrategia de la patronal y su Administración, de negociar en las condiciones “que quieran imponernos. Ya imponen sin negociar. Hagamos otro sindicalismo”, afirman.

Recuerdan, además, que el pasado 1 de marzo, cómo se había anunciado, unos 200 liberados de la Administración Pública de varios sindicatos fueron obligados a regresar a sus antiguos puestos de trabajo.

Según mantienen, el Gobierno canario, igual que otras autonomías, aduce que es necesario recortar el gasto por la situación de crisis económica, y que una de las medidas ha de ser, necesariamente, una disminución sustancial del número de liberados sindicales. “Podrían haber metido tijera en otros sitios, por ejemplo, retirando asesores, cuyo trabajo lo pueden hacer funcionarios de plantilla, a los que suplantan”. Pero denuncian que se ha preferido reducir el gasto despidiendo a 200 sustitutos que ocupaban los puestos de los liberados, es decir, “reduciendo empleo”.

Aseguran que el recorte de derechos sindicales ha sido “sustancial” y que también, sin recortarlos, “las grandes centrales han llegado a acuerdos, o acataban medidas que son agresiones en toda regla para el conjunto de los asalariados”.

Más tarde, ante la reforma laboral que “facilita y abarata el despido, que permite el incumplimiento de convenios cuando quiera la patronal, que crea una nueva fórmula de despido justificado, por baja laboral”, convocaron una huelga para el 29 de septiembre pasado, dejando que la reforma entrase en vigor. Ante el “relativo” éxito de la huelga, “sólo se les ocurre pedir negociación y consenso, mientras dilapidaban el esfuerzo de quienes participaron en la huelga”.

El sindicato asegura que “todos recuerdan cuál fue la respuesta de CCOO y adláteres” ante el resultado del referéndum por la homologación de los docentes. También, cómo, desde el Comité de Huelga constituido tras el referéndum, algún sindicato quiso hacer “guerra de baja intensidad”, que supuso “debilitar y alargar en el tiempo las medidas de presión, sin perspectiva, y, así, luego, justificar su abandono mediante encuesta trucada”.

“Así nos va”, apuntan desde EA Canarias, que defiende que hay  “sindicatos que negocian a espaldas de los afectados, que llegan a acuerdos lesivos para la mayoría, que ocultan los términos de la negociación, que aceptan imposiciones del gobierno y la patronal, sin ofrecer más resistencia que palabrería grandilocuente, o que frenan y desgastan las luchas, conduciéndolas, deliberadamente, a callejones sin salida”.

En su opinión, “necesitamos, cómo nunca, organizaciones sindicales que vertebren las futuras movilizaciones, que organicen la lucha, basándose en la voluntad de los afectados”. Sin embargo, creen que el aumento del paro, la pérdida de derechos y  las reducciones salariales hacen las tareas de resistencia “cada vez más difíciles. Cunde el desánimo y el miedo”.

Noticia publicada en Canarias Ahora.

La Universidad de La Laguna está iniciado los trámites para poner en marcha su Oficina de Mediación, órgano con el que se pretende facilitar la resolución de conflictos entre miembros de la institución académica mediante una vía dialogada. Tras la aprobación de su reglamento el pasado mes de enero, ayer, jueves 3 de marzo, se constituyó uno de sus órganos de gestión, el Consejo de Coordinación.
Este consejo se reunirá al menos tres veces cada curso académico, y tiene como objetivo informar y coordinar las diversas acciones que acometa la oficina. Lo conforman varios componentes de diferentes administraciones de la ULL: el director del órgano mediador; los jefes de los servicios Jurídicos y de Inspección; un representante de cada uno de los órganos de representación de los trabajadores de las Juntas de Personal y Comités de Empresa y el defensor del estudiante.
Durante la reunión, el director de la Oficina de Mediación de la ULL, Manuel Rosales Álamo, presentó al resto de componentes del Consejo de Coordinación la composición del Consejo de Dirección del órgano: María de los Reyes Henríquez Escolar en representación de los docentes de la ULL; José Manuel Arbelo Ramos por parte del personal de administración y servicios; y Verónica Pascual Marichal en nombre del alumnado, además del propio Rosales Álamo.
En la reunión también se propuso el calendario de trabajo de la recién creada oficina hasta mayo de 2011. Como tareas prioritarias se cuentan la constitución de los órganos que lo compones (Consejo de Coordinación, Consejo de Dirección y Consejo Asesor); la realización de un primer plan de dirección; proponer un protocolo de intervención que delimite los modos de actuación durante las labores de mediación; y desarrollar una campaña de difusión y sensibilización en el seno de la ULL para prestar este nuevo servicio e intentar implantar en la institución la cultura de la mediación.

CCOO Y UGT vuelven a someterse: Los convenios colectivos no se podrán prorrogar más de doce meses

Veinte días han sido suficientes para que CCOO y UGT deroguen una de sus principales líneas rojas en la negociación colectiva: la llamada “ultraactividad”…

Y es que el compromiso social que firmaron el pasado 2 de febrero en Moncloa parece que ha impulsado las negociaciones. A dos semanas de alcanzar la fecha tope para tener lista la reforma de los convenios, los “agentes sociales” ya trabajan sobre un primer borrador.
El texto pone cerco a la ultraactividad, es decir, la prórroga indefinida de los convenios que no han podido renegociarse por falta de acuerdo entre las partes. Para evitarlo, los agentes sociales introducen “medidas que eviten los bloqueos” en el diálogo. ¿Cómo?
Por un lado, se incluye “el compromiso” de mantener la negociación abierta por ambas partes, de formular alternativas por escrito o de acudir a Acuerdos de Solución Extrajudicial de Conflictos, que también serán revisados.
Pero, si en un “plazo máximo” -que los empresarios y los sindicatos todavía están debatiendo y que variará entre los nueve y los doce meses- todavía no hay consenso, el borrador indica que se podrá resolver a través de procesos de mediación y arbitraje de obligado cumplimiento.
Este sistema podría evitar que las empresas tengan que cumplir convenios firmados hace años. Según fuentes empresariales, el objetivo de CEOE era establecer que un convenio caducado no pudiera ser efectivo, pero la negativa sindical obligó a los empresarios a aceptar, como plan b, el arbitraje.

Flexibilidad interna

Cabe recordar que en la mayoría de los casos, tan sólo es posible el descuelgue salarial si la empresa demuestra pérdidas económicas durante tres ejercicios consecutivos.
Así las cosas, los agentes sociales tratan de flexibilizar las condiciones laborales para poder adaptarlas a situaciones económicas diferentes que las que había cuando se diseñó el convenio.
De esta manera, se mantendrá “un proceso de negociación abierto durante la vigencia del convenio con la posibilidad de modificarlo”. Un hecho imposible de realizar en la actualidad.
También se fortalecen las comisiones paritarias (grupos de trabajo formados por representantes de la empresa y del sindicato). El texto insta a que se articulen reglas adecuadas sobre su composición, procedimiento y plazos de actuación. La intención de los agentes sociales es “acercar estas comisiones a la realidad de la empresa”, es decir, que a pesar de que la formen miembros del sindicato sectorial o provincial, también lo hagan trabajadores de la propia compañía.

El convenio en la empresa


El texto establece que se potenciará la negociación en el ámbito de la empresa. No obstante,no se elimina ninguno de los estratos existentes: estatal, sectorial y provincial.
Y es que la patronal se ha negado tajantemente a suprimir cualquier nivel de negociación, según enuncia un documento de la CEOE sobre la negociación colectiva, fechado el pasado 23 de febrero.
Aunque, sí que se da más relevancia al sectorial ya sea estatal o autonómico. Según el borrador, que todavía se está negociando, en el ámbito de la empresa deben tratarse las materias que se determinen en el convenio estatal o, si no lo hubiera, en el sectorial de nivel superior, por ejemplo, autonómico.
Se reservará a la empresa la negociación de aquellas materias cuya negociación sea más eficiente en ese nivel. Para que se respete la obligación de formular la estructura de la negociación en cada sector, se establecerá por norma legal.

El sindicato en la pyme

Por supuesto, la presencia sindical en las empresas es necesaria para negociar un convenio propio en cada sociedad. Pero los sindicatos todavía siguen teniendo dificultad para introducirse en las pequeñas y medianas empresas.
Así que el texto contempla que “es preciso el reforzamiento de la interlocución del sindicato en la pyme”. Aunque la patronal todavía tiene que dar el visto bueno a este asunto, el borrador explica que designarán un delegado del sindicato sectorial, mediante la acumulación de horas sindicales de los representantes de dicho ámbito, para representar a los trabajadores de las pymes.

Nuevos ámbitos que negociar

La nueva estructura de la negociación colectiva también recogerá “la modernización que ha sufrido el tejido empresarial en los últimos treinta años”. En estos momentos, existen actividades sin convenio sectorial.
Para cubrir estas actividades se ampliarán ámbitos funcionales, se extenderán otros convenios colectivos o se crearán nuevos ámbitos de negociación.

Fuente: Cuis-CANARIAS

El 28 de febrero se constituyó el nuevo comité de empresa del p.a.s. laboral de la ULL. En la sesión Intersindical Canaria propuso tan sólo la elección de Presidente/a y  Secretario/a del órgano, dejando para la siguiente reunión la elección de Vicepresidente/a y Vicesecretario/a. Esta curiosa modalidad anulaba de principio una propuesta global que presentaba el SEPCA y que proponía un reparto de los cargos entre los sindicatos.
               Intersindical como sindicato más votado propuso como presidente a su tradicional candidato Blas Parrilla,  que resultó elegido con sus propios votos y el de Comisiones Obreras, los votos en contra de la UGT y el FSOC y la abstención del SEPCA.
               Para la elección de secretario/a se presentaron dos candidatas, la actual secretaria del comité Carmen González por parte de Intersindical y Laura Soriano (UGT) a propuesta del SEPCA, resultando elegida la candidata de Intersindical con sus propios votos y el de Comisiones, frente a los 4 votos que de UGT y SEPCA recibió Laura Soriano y la abstención del FSOC.

“Coherencia Sindical”

La imagen que puedes visualizar formó parte de una campaña publicitaria realizada por UGT en 2008 sobre las “bondades” de su estrategia de invertir en Fondos de Pensiones Privadas (actividad especulativa donde las haya) junto con CCOO y el BBVA [http://www.ugt.es/Revista_Union/numero218/p27.pdf
]; estrategia lucrativa que les ha venido reportando pingües beneficios a lo largo de estos últimos años. Claro que para ello se habían distribuido inteligentemente los papeles: dado que UGT y CCOO forman parte de las mesas de negociación de los Convenios de la mayoría de las grandes Empresas (y particularmente de los Convenios y acuerdos relacionados con las Administraciones y Servicios públicos) su papel consiste en introducir en los Acuerdos Colectivos, cláusulas en las que se desvían incrementos salariales pactados hacia la suscripción de los correspondientes “Fondos Privados” en los que son incluidos obligatoriamente los trabajadores (tanto si les gusta como si no). De la tarea de “untar” a los Empresarios, y en su caso a los Políticos para que sean complacientes con este chanchullo se encargan los banqueros (que de eso saben mucho): esto es lo que se llama una “eficaz y eficiente división y racionalización del trabajo”, de esas que tanto le gustan al Consejero del Gobierno autonómico José Miguel Ruano (alias “el Tahur del Barranco Santos”).

Lo más trágico de todo este asunto es que estos individuos de CCOO y UGT, pringados hasta las cejas en el negocio de las Pensiones Privadas, son quienes “representaron” a las clases trabajadoras en las negociaciones mantenidas con el Gobierno sobre el futuro de las Pensiones Públicas (todo el mundo sabe que la fortaleza del sistema de Pensiones Privado pasa por la debilidad o incluso desaparición del sistema Público…).

¡Los lobos al cuidado del rebaño!: así salió lo que salió… ¿Que se podía esperar, si no?

extraído de cuis-canarias.blogspot.com