Cambiemos al mundo de base…, Vamos a reinventarnos — ATTAC España

…¿Cuál es nuestra realidad? Un mundo injusto e inseguro y una clase obrera y trabajadora desprotegida, empobrecida e ignorada. Mientras el capitalismo busca nuevas fórmulas de dominación….
…Trump y el auge de la extrema derecha en Europa no es sino la derrota del “obamismo”, del “clintonismo” de la tercera vía y de las soluciones “liberal-progresistas”, del fracaso de los que predijeron el fin de la lucha de clases y de las izquierdas socialistas, transformadoras, del laborismo de clase trabajadora, cambiado por el triunfo de la “cohesión social”. Las ideas de la bondad del capitalismo verde globalizado, el socioliberalismo, el ciudadanismo, no han podido corregir la desigualdad social creciente, la destrucción del estado del bienestar conquistado (que no regalado), por la clase obrera y sus partidos y sindicatos.
Empobrecimiento de las clases trabajadoras occidentales. Destrucción de los sindicatos de trabajadoras y trabajadores. Debilitamiento del socialismo democrático y todo para que lleguen Trump, Le Pen, Wilders o Aznar a la palestra. No solo es responsable la socialdemocracia, también quienes han destruido sus conquistas o quienes para sustituirla han negado la vigencia de las ideas del socialismo y la existencia de la clase obrera….

a través de Cambiemos al mundo de base…, Vamos a reinventarnos — ATTAC España

Quienes somos.

Alternativa Sindical Obrera Canaria se define estatutariamente como una organización sindical comprometida firmemente con la eliminación de cualquier forma de explotación y de opresión que atente contra la libertad y la dignidad de las personas. Orientamos nuestra intervención en la lucha hacia la defensa de los intereses económicos, políticos y sociales de la clase trabajadora canaria y del Pueblo Canario en su conjunto y en consecuencia, la conquista de la Soberanía Nacional y Popular de Canarias. Contribuimos con nuestra actividad a la mejora de nuestras condiciones de vida y trabajo, y nos oponemos radicalmente a cualquier tipo de explotación capitalista y opresión nacional.

UNID@S SE PUEDE PIDE QUE SE RINDA HONORES A ANTONIO GONZÁLEZ, ASESINADO POR LA POLICÍA FRANQUISTA

EL DIARIO DE "EN AGUERE"

antonio

Idaira Afonso, concejala de Unid@s se puede en el Ayuntamiento de La Laguna y miembro de la Comisión de Presidencia y Planificación, pedirá en la reunión de dicha comisión que se celebrará este lunes que se inicien los expedientes necesarios para reconocer a Antonio González Ramos, un lagunero asesinado por defender ideales de libertad, democracia y justicia.

La edil recuerda que se trata de uno de los episodios más oscuros de la transición en Canarias, en el que a consecuencias de las torturas infligidas por la policía franquista perdió la vida este vecino del Ortigal. Antonio González Ramos fue miembro del movimiento vecinal lagunero durante los últimos años del franquismo, además de activista sindical y militante del Partido de Unificación Comunista de Canarias (PUCC).

Afonso explica que su detención por parte de la Brigada de Investigación Social y las torturas a las que fue sometido por parte del tristemente célebre…

Ver la entrada original 132 palabras más

NO A LA PRIVATIZACION DE LOS AEROPUERTOS CANARIOS POR UN SERVICIO PÚBLICO Y DE CALIDAD

Cartel manifestación 30102014 contra privatizacion aeropuertos canarios v2

En 1992 se crea el Ente Público Aena, encomendándole la gestión de todos los Aeropuertos del Estado español y manteniendo con los beneficios de los Aeropuertos rentables, otros aeropuertos de interés general. Se convierte en la mayor entidad de gestión aeroportuaria del mundo, todo ello sin que le costara ni un solo euro al contribuyente, pues se financia con los ingresos aeronáuticos y comerciales propios de su actividad y generando riqueza. A pesar de que en el pasado año AENA produjo beneficios tras un drástico proceso de reestructuración, ahora se pretende utilizar la deuda fruto de la mala gestión de sus directivos como excusa para la privatización.

Prácticamente desde su creación el Ente Público Aena ha sufrido la amenaza de la privatización y la constante presión de los grupos financieros plenamente interesados en participar del pastel ante los excelentes ingresos económicos que aumentaban año tras año, en paralelo al crecimiento del turismo.

En 2010 se separa Navegación Aérea (seguiría siendo Ente Público AENA) de Aeropuertos (que pasaría a AENA Aeropuertos S.A.). Abriéndose la puerta a la entrada en AENA Aeropuertos S.A. al capital privado, la privatización de algunas Torres de Control y la posibilidad de gestión individualizada de cada aeropuerto.

En 2012, con el PP ya en el Gobierno del Estado, se hace público el llamado “Plan de Eficiencia Aeroportuaria” incluyendo un ERE que afectaría a 1.500 trabajadores y trabajadoras. Tras la aplicación del Plan de Eficiencia, volvían a apuntar a la posibilidad de la privatización parcial de AENA Aeropuertos.

Finalmente, el 13 de junio de 2014 aprueban la venta del 49%, reservándose un 21% a inversores de referencia y el resto, el 28%, a pequeños inversores. Finalizando el plazo para salida a bolsa en la primera quincena de noviembre.

El Gobierno español perjudica gravemente al Pueblo Canario, a sus necesidades vitales de movilidad y renuncia a convertir los aeropuertos en motores del desarrollo económico, perjudicando la principal industria actual de Canarias -el turismo-, y sustituyendo el interés general por el interés de unos pocos. Resulta alarmante comprobar cómo el Gobierno oculta a los usuarios y a los ciudadanos/as, el impacto de esta operación en el coste, la calidad y la seguridad del servicio, así como en la actividad económica.

En Canarias, el empleo directo que generan los aeropuertos se aproxima a los 1.600 puestos de trabajo, a lo que habría que sumar todo el empleo indirecto que se genera alrededor de la actividad aeroportuaria.

Los aeropuertos son pieza clave para cubrir las necesidades vitales de movilidad de nuestro pueblo y motor económico de nuestro archipiélago. Nuestros aeropuertos no pueden permitirse ni más recortes ni más ataques al empleo. En el último año se ha destruido empleo en todos los sectores: handling, limpieza, puntos de información, seguridad, mantenimiento, cafeterías, AENA Aeropuertos, etc. El Ministerio de Fomento ha reconocido recientemente en el Congreso, la reducción de la plantilla en Canarias en un 15.6 % en los dos últimos años, sólo en AENA Aeropuertos.

Las verdaderas consecuencias de la privatización de AENA son:

  • Fuerte incremento del precio de los billetes en los próximos años, al igual que ha sucedido con la liberalización de sectores como la electricidad, el agua, etc.
  • Drástico empeoramiento de la calidad y seguridad del servicio público, como ejemplos: el deterioro progresivo de las infraestructuras aeroportuarias; las bajadas de nivel de protección del Servicio de Extinción de Incendios por falta de personal, los incumplimientos reiterados de los requisitos especificados en los Planes de Emergencia por falta de personal en servicios como el de operaciones y la eliminación del Servicio Médico y ambulancia en algunos aeropuertos.
  • Peligro de supresión de las rutas que no sean rentables económicamente para los inversores, aunque sí lo sean social y económicamente para el entorno y los ciudadanos a los que se debe garantizar la movilidad y conectividad.
  • Pérdida de empleo y precarización del trabajo en el sector.
  • Cierre de aeropuertos, necesarios especialmente en un territorio fragmentado en que los ciudadanos deben trasladarse de modo habitual para realizar trámites administrativos, acudir a consultas médicas, realizar estudios etc.

Es evidente que lo que se juega Canarias en este conflicto es una cuestión estratégica a medio y largo plazo. Mantener la gestión pública de los Aeropuertos Canarios es de vital importancia para las necesidades de nuestro Pueblo, su cohesión social, territorial y su desarrollo económico. Por ello, EXIGIMOS al Gobierno del Estado, la paralización del proceso de privatización y venta de los aeropuertos y RECLAMAMOS al Gobierno de Canarias que ponga todos los medios necesarios para mantener la titularidad y gestión pública de los aeropuertos de nuestro archipiélago.

Queremos hacer un llamamiento a la unidad del conjunto de la sociedad Canaria, asociaciones, colectivos ciudadanos, organizaciones políticas y sindicales, con el objetivo de mostrar nuestro rechazo más absoluto a esta privatización tan grave para los intereses de Canarias, privatización sobre la que nadie nos ha preguntado, y que constituye una nueva agresión a los ciudadanos del archipiélago, teniendo, como único objetivo, favorecer los interés económicos de unos pocos a costa de los de la sociedad en su conjunto.

¡NO A LA PRIVATIZACION DE LOS AEROPUERTOS CANARIOS!

¡POR UN SERVICIO PÚBLICO Y DE CALIDAD!

¡NO A LA PRIVATIZACIÓN DE LOS AEROPUERTOS!

A TODAS LAS ORGANIZACIONES SOCIALES, SINDICALES Y POLÍTICAS

AL PUEBLO CANARIO

Los días 27 y 28 se debatirá para su aprobación, en el Parlamento, el Real Decreto donde se regula la entrada del 49% de capital privado en AENA.

Siguiendo con las movilizaciones que hemos estado realizando en contra de la Privatización de los Aeropuertos les convocamos a la

CONCENTRACIÓN

Jueves 28 de Agosto, de 12:00 a 13:30
Subdelegación del Gobierno, calle Méndez Núñez

¡NO A LA PRIVATIZACIÓN DE LOS AEROPUERTOS!
¡POR UN SERVICIO PÚBLICO Y DE CALIDAD!
¡TU PARTICIPACIÓN ES MUY IMPORTANTE!

El próximo jueves 28 de Agosto, de 12.00h a 13.30h, coincidiendo con el debate en el Parlamento español, del Real Decreto donde se regula la entrada del 49% de capital privado en AENA, el Comité de empresa de AENA en el aeropuerto de Los Rodeos y representantes sindicales del Aeropuerto del Reina Sofía, convocamos una concentración en la Subdelegación del gobierno, calle Méndez Núñez para rechazar las intenciones del Gobierno de Rajoy de poner los aeropuertos en manos de la empresa privada, arrebatando así un bien que es de todos.

La opacidad en el modo de obrar del Gobierno para privatizar una empresa pública estratégica para el desarrollo estatal como es Aena, la transferencia de riqueza de un bien de todos a los bolsillos de unas pocas empresas privadas y la pérdida que se adivina de unas condiciones laborales estables y dignas, movilizan a los trabajadores de los aeropuertos tinerfeños para expresar su rechazo unánime a la privatización de Aena.

Los representantes de los trabajadores y trabajadoras de ambos aeropuertos denunciamos que de producirse la privatización, el servicio en los aeropuertos, no respondería al interés general, sino al incremento de la cuenta corriente de los accionistas de las empresas adjudicatarias. Las mismas que se lucraron con la burbuja inmobiliaria y especulativa en la “España” de la última década y que ha dejado tras de sí el panorama de devastación social que todos conocemos.

Siguiendo la lógica mercantil inherente a la privatización, los Comités del Sur y del Norte alertamos que de llevarse adelante ésta se producirá sin remedio la merma en la seguridad operacional, el deterioro progresivo de las infraestructuras aeroportuarias, recortes en derechos laborales cuando no el despido directo de los trabajadores, el encarecimiento de las tasas y por consiguiente, del pasaje de avión; la pérdidas de rutas no rentables o directamente el cierre de aeropuertos que no respondan a la lógica de la obtención de beneficios a corto plazo. En definitiva, la red aeroportuaria del Estado español, considerada puntera y ejemplar a nivel mundial, y absolutamente necesaria en nuestro Archipiélago, el Gobierno la “regala” para rendir beneficios al capital privado y no a cohesionar el territorio como hasta ahora, brindando al ciudadano un servicio vital para la condición de región ultra periférica e insular que tiene Canarias y que además es la puerta de entrada de nuestra mayor industria: la turística.

Los trabajadores trabajadoras de AENA, entendiendo de que no se trata simplemente de un conflicto laboral, ya que la privatización de los Aeropuertos en Canarias es un gravísimo atentado que afecta a toda la sociedad, especialmente a las capas populares, hacemos un llamamiento a todo el Pueblo Canario a expresar su rechazo y a poner en pie amplias movilizaciones que tiren abajo este atropello a nuestro Pueblo.

Inés Ferrer Mejías
Presidenta del Comité de Empresa AENA TFN

Acabemos con la complicidad

Las universidades y el apartheid israelí: acabemos con la complicidad
Como miembros de la comunidad universitaria, nos sumamos a la llamada hecha desde el conjunto de la sociedad y de las universidades palestinas pidiendo a la sociedad civil internacional que adopte la campaña para el Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) a Israel como la forma más pacífica y efectiva de obligar a Israel a cumplir la Legalidad Internacional vigente* . La campaña del BDS a Israel se inició en el año 2005 ante las constantes violaciones de los derechos humanos por parte de Israel y la reiterada falta de voluntad de los estados y actores internacionales para hacer que este Estado cumpla con el derecho internacional y las resoluciones de Naciones Unidas. Esta campaña, que se apoya en la exitosa experiencia del movimiento internacional de boicot al Apartheid de Sud-África y ha recibido el apoyo de destacados activistas como el premio nobel de la paz Desmond Tutu, de organizaciones judías como Jewish Voice for Peace y de un número creciente de académicos israelíes, ha demostrado ser una vía de creciente eficacia para que la sociedad civil internacional presione, mediante acciones no-violentas, a la comunidad internacional con el objetivo de hacer respetar los derechos de la población palestina. Dentro de la campaña BDS, el boicot académico nace como respuesta al apoyo institucional unánime de las universidades israelíes a las políticas de ocupación y apartheid contra la población palestina, que, entre otras cosas, se materializa en una estrecha cooperación con el ejército israelí y en políticas discriminatorias contra los estudiantes palestinos. Por todo ello pedimos que, mientras el Estado de Israel no cumpla con el derecho internacional y las resoluciones de Naciones Unidas, se apliquen las siguientes medidas: • La Comisión Europea y los gobiernos de los países miembros de la Unión Europea deben establecer una suspensión temporal al actual acceso preferente que las universidades y centros de investigación israelíes tienen al Espacio Europeo de Investigación en virtud del Acuerdo de Asociación Euro-Mediterráneo UE-Israel. Esta suspensión no sería más que el cumplimiento de la propia normativa de la UE, que establece que dicho acceso está supeditado al respeto de los derechos humanos (artículo 2 del Acuerdo de Asociación) • Mientras la Comisión Europea no cumpla con su propia normativa, pedimos a los gobiernos autonómicos y central españoles, así como a todos los partidos políticos, que presionen a la CE para que así lo haga y que tomen las medidas a su alcance para implementar dicha moratoria. • En el ámbito universitario, la mejor medida de presión a nuestro alcance es la misma que viene siendo utilizada por universitarios de todo el mundo comprometidos con una solución justa para los pueblos de la región: el boicot académico. En consecuencia, pedimos la suspensión de las relaciones entre nuestras instituciones universitarias y las israelíes hasta que el Estado de Israel respete el derecho internacional y las resoluciones de Naciones Unidas, al tiempo que nos declaramos solidarios con todas aquellas personas -universitarias o no- que en Israel luchan valientemente en defensa de los derechos humanos, sociales y políticos del pueblo palestino. * El llamamiento tiene el apoyo de más 170 organizaciones de la sociedad civil palestina, así como de todas las universidades palestinas.

¡Firma y difunde!
http://pebai.wordpress.com/firma-el-manifiesto-lista-de-personas-firmantes/

Crisis y Universidad: de intelectuales a hacedores de ‘papers’

Crisis y Universidad: de intelectuales a hacedores de ‘papers’

Fernando García-Quero   miembro de Economistas Sin Fronteras




La Universidad está inmersa en un proceso que aniquila intelectuales y los convierte en un nuevo tipo de ser académico cuyo fin último es hacer papers. No se se fomenta un profesorado que intente enseñar más allá de los cánones establecidos o colabore con asociaciones u organizaciones sociales.
Aunque parezca mentira y difícilmente creíble, la evolución durante las últimas décadas de las políticas públicas en el ámbito universitario español ha generado unos incentivos perversos que están acabando con la reflexión y el pensamiento crítico en todos los niveles de la sociedad. En el sistema universitario español no se valora ni se fomenta en absoluto un profesorado que prepare clases, envíe trabajos a sus estudiantes y los corrija, intente enseñar más allá de los cánones establecidos, imparta charlas fuera del ámbito académico sobre cuestiones que considere importantes para formar ciudadanos con ideas propias, colabore con asociaciones u organizaciones sociales, escriba en medios divulgativos para transmitir lo que hace, o se preocupe por influir en sus entornos más cercanos.
Esas actividades, que para cualquiera que no conozca el funcionamiento de la Universidad pueden parecer las obligaciones diarias del profesorado universitario, no sólo no lo son, sino que la persona que las lleve a cabo está dificultando considerablemente sus posibilidades para consolidarse en las plantillas de las universidades españolas.
Quien realiza ese tipo de actividades porque las considera imprescindibles para su labor académica está restando tiempo para lo que más se valora en la Universidad española, publicar artículos científicos en revistas con alto impacto, los llamados papers en el lenguaje anglosajón[1]. Papers que en la mayoría de las ocasiones, al menos en ciencias sociales, que es el ámbito que mejor conozco, no sirven para mucho, no aportan gran cosa a la sociedad y no mejoran en absoluto la realidad más próxima a los investigadores e investigadoras que los realizan.
Papers que están haciendo cada vez más difícil encontrar en las universidades españolas profesorado con el que poder discutir de diversas cuestiones desde una perspectiva multidisciplinar y crítica, profesorado que asista a charlas por el gusto del saber, que lea más allá de lo indispensable para publicar o que se implique en actividades con el fin de que la sociedad mejore.
Las reglas de juego en la esfera universitaria española han cambiado peligrosamente las motivaciones y los comportamientos de su profesorado. La Universidad española, le pese a quien le pese, está inmersa en un proceso que aniquila intelectuales y los convierte en un nuevo tipo de ser académico cuyo fin último es hacer papers sin pausa, sin poso y sin reflexión. Aunque nuestras universidades se vanaglorien constantemente de estar cada vez mejor posicionadas en los rankings internacionales de excelencia, no engañan a nadie y mucho menos a los que conocemos la situación desde dentro. Quienes estamos inmersos en el sistema universitario español y quienes lo sufren en sus carnes, estudiantes en su mayoría, conocemos bien lo que se cuece dentro y lo mucho que dejan por desear grados, posgrados, maestrías y demás estudios ofertados en nuestras facultades.
En mi opinión nada de esto es baladí y tiene gran influencia en la realidad social, política y económica que nos está tocando vivir. Cuando se conoce el funcionamiento interno de la Universidad y los estímulos bajo los que se trabaja dentro de ella, se llega fácilmente a la conclusión de que al fin y al cabo no es tan de extrañar la crisis multidimensional en la que nos encontramos. Demasiado bien estamos, diría yo, sobre todo teniendo en cuenta que en el lugar del conocimiento por excelencia, en el lugar donde deberían de gestarse las alternativas y formarse seres humanos que luchen por la igualdad y la justicia social, hay un sistema de incentivos para generar estudiantes mediocres, sin reflexión y manipulables, académicos y académicas sin discusión, catedráticos y catedráticas sin cátedra ni conversación e intelectuales sin intelecto.
Claro está, así es mucho más fácil hacer cambios que van en contra del interés general y favorecen los intereses de las minorías que ostentan el poder. Por suerte para todos y todas, aún hay muchas resistencias y un número considerable de profesorado y estudiantes, independientemente de que se les valore o no, siguen luchando y trabajando por crear una Universidad cuyo objetivo principal sea utilizar el conocimiento para una transformación social hacia la igualdad. A ellos y ellas, mi gratitud y admiración, porque cualquier cambio a mejor pasa por una Universidad comprometida, crítica y con capacidad de lucha.
Nota:
[1] El factor de impacto es un indicador bibliométrico dirigido a clasificar y evaluar la calidad de las revistas científicas. Cuanto mayor factor de impacto tiene una revista, mayor calidad y rigor se le suponen.